Historia de la gestión deportiva fútbol femenino

Aunque podamos creer que la gestión deportiva fútbol femenino es de creación relativamente reciente, en realidad las primeras evidencias se remontan al 2500 A.C.

Aparece en China, donde se practicaba una variante antigua del juego de pelota, en la cual podían intervenir mujeres, llamada Tsu Chu.

Existen datos de mujeres jugando  en Francia y Escocia en el siglo XII.

Pero se desata una etapa de persecución y prohibiciones contra el fútbol porque se lo consideraba un deporte muy violento.

En 1863 en Gran Bretaña  se definieron las primeras normas que buscaban erradicar la violencia en el juego, para hacer que éste fuera socialmente aceptable para las mujeres.

Esto trae como consecuencia el desarrollo de un programa de entrenamiento de fútbol que enseñara a poner en práctica ese primer reglamento. Y que luego a su vez llevaría en tiempos modernos al desarrollo de un software deportivo adecuado.

Algunos historiadores sostienen que el primer partido oficial fue en Escocia en 1892, pero no hay evidencias claras que lo confirmen.

En 1894, Nettie Honeyball, una activista de los derechos de la mujer, fundó el primer club femenino de la gestión deportiva fútbol, llamado Britishs Ladies Football Club para demostrar que la mujer podía emanciparse, ocupar un lugar importante en la sociedad, así como tener representación en el Parlamento.

 El primer partido que aparece como oficial  se jugó el 23 de marzo de 1895.

Pasa el tiempo y en 1971, la UEFA encargó a sus respectivos asociados la gestión deportiva fútbol para mujeres, lo que propició la creación de un programa de entrenamiento de fútbol femenino y el soporte de software deportivo pertinente.

La UEFA creó en 1982 el primer Campeonato Europeo para Equipos Representativos de Mujeres.

Así , países como Italia, EEUU o Japón llegaron a constituir ligas profesionales competitivas de fútbol femenino, cuya popularidad no envidia a la alcanzada por las ligas masculinas.


Imprimir