Entrenamiento de futbol para niños.

Las etapas tempranas del entrenamiento de fútbol para niños deben estar dedicadas en su gran mayoría al desarrollo de la técnica individual mediante el juego, el control del propio cuerpo, el entorno, la pelota y en etapas más avanzadas, el compartir con los compañeros.

El fútbol infantil, como cualquier otro deporte reducido, tiene sus reglas propias para adaptarse a los niños que lo practican.

Si son niños pequeños, la gestión deportiva fútbol debe concentrarse en el control del propio cuerpo. Un niño todavía no sabe calibrar sus posibilidades ni tiene la asertividad en sus movimientos. Por eso deben ser en un principio, ejercicios individuales. Al lograr control de sus miembros y músculos, ya se puede pensar en algo mas colectivo y hacer ejercicios con sus compañeros.

Por eso, el entrenamiento de fútbol para niños requiere un específico software para entrenadores de fútbol. Todo buen entrenador sabe que no es lo mismo dirigir adultos que niños de poca edad. La gestión deportiva fútbol de un niño va a estar limitada por su edad.

Los adultos pueden ser incluidos en el entrenamiento de fútbol para niños, motivándolos a hacer determinados movimientos dentro de un juego. Al decirle a un niño: “no me puedes atrapar”, mientras lleva la pelota, lo está motivando a que lo intente con esfuerzo. Tanto padres como hermanos mayores pueden ayudar. Y el software para entrenadores de fútbol que utilice el club o institución debe tener un capítulo aparte, dedicado a los niños.

Además debe catalogarse a éstos según sus edades. Un niño con un año o dos de diferencia con otro, puede mostrar un nivel sicomotor mucho más elevado. A esas edades meses pueden marcar una gran diferencia.

También el software para entrenadores de fútbol debe tener ideas de cómo hacer que el niño prevenga posibles lesiones


Imprimir