Principios generales para el entrenamiento de fútbol para niños

Para que la gestión deportiva sea exitosa, tiene que seguir unos principios generales para que el entrenamiento de futbol para niños tenga eficiencia.  Por eso es esencial que los entrenadores cuenten con un buen software de gestión deportiva.

Es importante que todos los jugadores sepan que deben ayudar al resto de sus compañeros. Un buen desempeño se basa en el conocimiento de que:

Todos deben participar en el ataque.

Todos deben participar en la defensa.

Llevando a cabo una buena gestión deportiva el niño en su entrenamiento de fútbol para niños debe aprender que la defensa comienza desde que se pierde el balón. El control del balón y el saber cómo recuperarlo sin cometer faltas es muy importante en el resultado final del juego y puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Los principios tácticos individuales del ataque son:

Jugar el balón inmediatamente y no dejar que los compañeros se desmarquen en vano.

Desmarcarse inmediatamente después de haber pasado el balón.

Intentar desmarcarse siempre.

Pasar y recuperar la posición para: 1) ayudar a un compañero; 2) pedir el balón;  3) apoyar a un compañero.

En su gestión deportiva los niños deben aprender a evitar confrontaciones inútiles. Más vale dejar atrás rápidamente al adversario que optar por la opción lenta de regatear una posición.

El software de gestión deportiva  dentro de un entrenamiento de fútbol para niños nos dice que los principios tácticos de la defensa incluyen moverse siempre entre el adversario y la portería.

No hay que perder de vista ni al balón ni al adversario.

 También se  enseña que hay que tratar de anular el ataque del adversario, ralentizando cuando corra con el balón, cerrando espacios. Esto también es importante: no permitir que el adversario encuentre espacios abiertos que le permitan llegar a la portería.

La regla es que hay que disputar todos los balones.


Imprimir