Vestimenta en la gestión deportiva futbol

La vestimenta en la gestión deportiva fútbol la establece el órgano rector del deporte: la FIFA.

 Establece que un uniforme está conformado por una camiseta con mangas, un pantalón corto para los jugadores  (el pantalón, del portero puede ser largo), medias largas, espinilleras, zapatillas con tacos y que el equipo no puede combinar más de cuatro colores.

Pero en los últimos 100 años esta vestimenta ha sufrido muchas transformaciones.

 Cada nuevo programa de entrenamiento de fútbol  propone cambios para lograr más efectividad de los jugadores y la FIFA va adoptando sobre todo nuevos materiales para hacer que la gestión deportiva fútbol sea más cómoda y práctica.

Las tecnologías creadas para las guerras mundiales hicieron posible zapatos más livianos.

En 1950 se adoptaron los tacos de goma para los zapatos.

 Lo nuevo que trajo el año 1960 fueron los guantes para los porteros.

En los años 70 se vieron por primera vez los logos de  los equipos en los uniformes de esta gestión deportiva.

El gran Pelé usó las primeras zapatillas Puma dando paso así a una industria multimillonaria con la alianza entre la gestión deportiva fútbol y las marcas de moda.

La década del 2000 fue característica de cambio en los materiales, más que en los diseños, creando una revolución con uniformes de nylon, algodón y poliéster.

Las tecnologías como ClimaLite, CoolMax y Dri-Fit  permitieron a los jugadores mantenerse frescos y haciendo que su gestión deportiva fuera mejor y obtuvieran mejores rendimientos.

Se introdujeron los tacos intercambiables en las zapatillas. Se pueden ajustar dependiendo del campo o a las necesidades de los jugadores.

Cada programa de entrenamiento de fútbol hace hincapié en la importancia del calzado y éstos se han convertido en uno de los accesorios más valorados entre los jugadores.

También se sigue la moda, usando calzado de colores chillones que muestran el carácter del jugador


Imprimir